Convive en paz con tus pensamientos negativos

Los pensamientos negativos son inevitables porque nacen de miedos, ansiedades e inseguridades. Todos podemos coincidir en el hecho de que ni tú ni nadie tiene la capacidad de escapar de sentir, por lo menos alguna vez, una de estas emociones.

No obstante, existe la posibilidad de manejarlas para que no te hagan daño.

Numerosas investigaciones desarrolladas en todo el mundo apuntan a tratar de entender la realidad de este tipo de pensamientos.

  • ¿Por qué existen?
  • ¿Por qué se desarrollan con más frecuencia en cierto tipo de personas?
  • ¿Qué se debe hacer con ellos?

Muchas preguntas al aire que los expertos han tratado de resolver.

Los psicólogos, coinciden en que las personas no tienen una predisposición natural para buscar estos pensamientos. De hecho, aparecen de forma automática sin que tú les des permiso, son definidos como:

Pensamientos negativos automáticos. 

Pueden tocar la puerta de la conciencia cuando les provoque y sin que los hayas invitado a pasar.

El psicólogo estadounidense Aaron Temkin Beck, se ha dedicado a estudiarlos a fondo por muchos años; en este sentido, explica que determinan tus emociones buenas y malas.

Cuando aparecen, tienen como objetivo principal sabotear la realidad, creando una especie de presente paralelo malo (que se produce en el pensamiento), en el que la persona se estanca. 

De forma automática se desencadenan ideas desordenadas y pesimistas, que atentan contra tu salud mental; y si le das poder, te pones a ti mismo en riesgo.

Cómo controlar los pensamientos negativos

Se necesita sobre todo dos cosas:

  • Disciplina
  • Ganas de querer hacerlo

Según un estudio publicado por la Universidad de Cambridge, las personas tienen en una zona de su cerebro una mayor cantidad de un neurotransmisor llamado Gaba, que puede ayudar a controlar los pensamientos indeseables.

Explica el estudio que mientras más entrenes tu cerebro en cosas positivas, mejor te irá con todo lo oscuro que se pase por tu cabeza.

Así que un buen comienzo es:

  • Leer información o libros que te relajen y te hagan sentir feliz
  • Hacer ejercicios, es vital para todo, pero incluso lo es más para cuidar tu cerebro
  • Comer saludable, lo que entra por tu boca es la gasolina que necesitas para funcionar bien, si esa gasolina está sucia o es de mala calidad, entonces tu funcionamiento no será óptimo

Ten presente que no se trata de maquillar con colores lo que pasa por tu cabeza. Es necesario que aprendas a manejar esa condición; y recuerda, si estas técnicas no te funcionan, la ayuda profesional siempre será la mejor opción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No encontrarás la paz al intentar escapar de tus problemas, sino al confrontarlos con valor. No encontrarás la paz en la negación, sino en la aceptación.

J. Donald Walters